editoriales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Nos gusta competir.

Enero, 2021

Nos gusta competir incluso cuando nos sabemos con pocas posibilidades. Nos gusta ponernos delante del reto para superarlo o superarnos. Este 2021 que recién comenzamos tendremos oportunidad de demostrar cuanto nos gusta porque las circunstancias en las que tenemos que preparar nuestros equipos no son ideales, pero como les digo, esas dificultades le dan un sabor a desafío que nos encanta.

Lo que digo, lo avala como hemos afrontado la preparación del próximo Dallas Cup. Como cada año, nos alistamos con ahínco para participar en uno de los campeonatos juveniles más prestigiosos y duros del continente. Mientras en EEUU y otros países de donde vendrán nuestros oponentes han podido entrenar y competir sin determinadas restricciones, para nuestros equipos por varios meses la actividad estuvo muy limitada.

Antes incluso que el gobierno autorizara el entrenamiento en instalaciones deportivas, tuvimos la iniciativa de preparar a nuestros jugadores haciendo ejercicio al aire libre. Porque los deportistas no buscan excusas, sino que se esfuerzan para superar cada dificultad. Competir comienza mucho antes del pitido inicial del árbitro. El Dallas Cup ha constituido la motivación para que muchas generaciones dieran su máximo esfuerzo durante todo un año. Por competir en ella, literalmente hemos padecido fríos y calores extremos, hemos sacrificado muchas horas de ocio o privado de mil caprichos

Y todo ello lo digo con el afán de justificar el mensaje con el que iniciamos no sólo esta nota, sino también este año. Nos gusta competir. Y estamos dispuesto a todos los sacrificios para obtener el máximo rendimiento posible. Estamos más que dispuestos a superar las adversidades, limitaciones e imprevistos que estos tiempos inciertos nos pongan por delante.  

Así que en este 2021, competiremos. Lo haremos en los mejores torneos del país y de EEUU. Disputaremos torneos locales con nuestra visión de siempre de apostar por un juego formativo y no resultadista. El pase seguirá  cosiendo las costuras de nuestro uniforme porque en cada pespunte aprenderemos. Y aprenderemos especialmente a llevar la iniciativa en el juego, a ser proactivos y no especular con los errores del rival porque hay muchas formas de competir pero a la que nosotros nos motiva es la que se cimienta en los propios aciertos. 

Pero competiremos también en otros escenarios menos visibles. Competiremos contra la desidia y la mediocridad, exigiéndonos a nosotros mismos tan sólo lo mejor de lo que podamos ofrecer. Porque competir es un valor que defendemos y extrapolamos fuera de la cancha a todo lo que hagamos.

Creemos en la meritocracia, en el valor que otorga el esfuerzo a nuestros logros, y sobretodo el ganarnos el ganar. El nivel de nuestros equipos es heterogéneos porque tenemos un alumnado con más experiencia que es capaz de obtener campeonatos en las ligas más exigentes del estado y tenemos alumnos igualmente enamorados del fútbol y de esta visión de competir cuyo esfuerzo va encaminado a recibir menos goles del contrario que el partido anterior. El valor de un resultado no puede desligarse del proceso realizado para conseguirse.

Y he ahí tal vez la razón por la que nos guste tanto competir. Porque nuestro afán de mejorar nuestros resultados nos ha llevado siempre a mejorar nuestros procesos. Y nos hemos comprometido con la mejora de los procesos hasta el punto de casi, casi, obviar los resultados.

Así pues, les deseo un año lleno de competencia.

Juan Antonio Gallardo Bueno

Nos sobran las razones.

Estimadas familias, Al comienzo de este mes, seguimos impedidos de entrenar en cancha en Nuevo León. La Secretaría de Salud del Estado no ha dejado

Estamos mejorando nuestro expresso.

“Nos estamos tomando un tiempo para perfeccionar nuestro café; un gran café requiere práctica, y por eso nos estamos dedicando a mejorar nuestro arte El

Si necesitas mas información en relación a este comunicado ponte en contacto con la escuela