editoriales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Nos sobran las razones.

EDITORIAL FEBRERO 2021

Estimadas familias,

Al comienzo de este mes, seguimos impedidos de entrenar en cancha en Nuevo León. La Secretaría de Salud del Estado no ha dejado de limitar la práctica deportiva. Paradójico, ya lo sé, pero es lo que hay y no podemos hacer mucho. Por muchos medios, hemos tratado de dialogar con las autoridades para que cesasen en dicha postura pero no hemos tenido éxito hasta ahora.

La Asociación de Ligas Unidas de NL, organismo que ya por el propio nombre no debería representarnos pero que se ha erigido en la única alternativa de representación ante la inoperancia de la Asociación de Fútbol del Estado, ha conseguido establecer varios contactos con los responsables de salud. En diálogo con ellos, estos días quedamos en entregar una carta conjunta, así como aportar la debida documentación que avalase la tésis que defendemos. Es decir, que el deporte con niños, practicado bajo unas premisas protocolarias básicas, no supone ningún foco de contagio para la población y que por tanto, es una de las actividades que serían susceptibles de permitirse como ha ocurrido en otros países inmersos en la misma preocupación que tenemos todos ante esta crisis sanitaria.

No nos ha resultado nada difícil encontrar razones, justificaciones, motivos para que el deporte no solo no sea limitado, restringido o abolido durante esta pandemia, sino para que cualquier autoridad con un mínimo de sentido común procurase su promoción ahora más que nunca. Porque nos sobran las razones. Sorprendentemente si me pongo del lado de las autoridades y tuviera que buscar una justificación para haberlo restringido, pasado un primer momento de incertidumbre y desconocimiento sobre el virus, no encontraría una sola. Es decir, las autoridades nos piden razones para cambiar las decisiones que ellos toman sin justificación. Increíble.

Así pues, esperanzados en que pronto las razones aportadas, los datos de «no contagio» en otros países que han dado luz verde a la práctica deportiva, incluso ante los peores números de contagio, permanecemos buscando soluciones alternativas para seguir manteniéndonos activos. Sabemos que ya muchas familias, habéis decidido tomar la iniciativa y organizaros de alguna manera para que vuestros hijos no sean víctimas del sedentarismo y la inactividad. Eso nos agrada, aunque nos duela que deba hacerse en la «clandestinidad» y sin el debido control.

Esta semana, ANGELES se encuentra organizando una reactivación paulatina de todos sus equipos. Tenemos la firme determinación de activarnos como escuela y cumpliendo siempre con la legalidad, no dejar de pensar en la manera en que nuestro alumnado se encuentre activo. Recibimos con mucha impotencia los mensajes de muchos alumnos desesperados por volver a competir y sentirse jugador. Imaginen nuestras ganas, pero tratamos de ser responsables y no perder con ello, la confianza que siempre depositan en nosotros.

Así pues, os invito a que sigan siendo pacientes, y tengan el uniforme a la mano porque muy pronto su hijo podría estar vistiéndose de felicidad.

Juan Antonio Gallardo Bueno

Nos gusta competir.

Nos gusta competir incluso cuando nos sabemos con pocas posibilidades. Nos gusta ponernos delante del reto para superarlo o superarnos. Este 2021 que recién comenzamos

Estamos mejorando nuestro expresso.

“Nos estamos tomando un tiempo para perfeccionar nuestro café; un gran café requiere práctica, y por eso nos estamos dedicando a mejorar nuestro arte El

Si necesitas mas información en relación a este comunicado ponte en contacto con la escuela