David H. Barbosa

"El fútbol puede ayudar a que aprendas respeto por los rivales, perseverancia, fair play, u honestidad competitiva, etc., creo que el competir también es formativo cada uno a su nivel siempre buscando mejorar".

En junio de 2010, solo unos meses antes del Huracán que devastó la ciudad de Monterrey, David se propuso organizar un «campamento de verano» donde se todo el tiempo se entrenase fútbol. Así que, junto con su padre, Don Güarací Barbosa y algunos amigos comenzaron una actividad que gustó tanto a los niños y familias que surgió de ellos que tuviera continuidad en una escuela. El campamento inicial se había llamado SCRATCH DEL VALLE, en referencia y homenaje a Brasil, país natal de Don Güara. Parte de lo recaudado por ese evento, se destinó a la Alianza Anticáncer Infantil de Monterrey, por lo que cuando decidieron darle continuidad con una escuela más formal, David, optó por ponerle ANGELES. «Los alumnos son angeles, gracias a los cuales se ayuda a otros angeles». Ese es el origen del nombre de la escuela.

David H. Barbosa nació el 24 de Junio de 1976 en Monterrey. Aunque era demasiado pequeño para vivir la época de futbolista profesional de su padre, siempre tuvo referencia del ídolo que llegó a ser, por la reacción de la gente. Don Güarací inculcó ese amor al fútbol a sus hijos y ya fuera en el equipo del Colegio inicialmente o posteriormente en un club conocido como «Canadá», David fue destacándose como un buen jugador. Ello le llevaría a ser considerado para militar en el filial de equipos profesionales como TECOS de la UAG, o el propio Rayados de Monterrey, donde no alcanzó a debutar en partido oficial. Abandonó el fútbol tempranamente, pero recibió una invitación para competir en Fútbol Rápido con el mítico equipo de LA RAZA DE MONTERREY. Tras esa experiencia fue fichado por Harrisburg Heat, en Pennsylvannia (EEUU). Finalmente, dejó su etapa como jugador para regresar a Monterrey y buscar un futuro profesional fuera del deporte.

A pesar de ello, David Barbosa confiesa que «siempre me gustó entrenar a los niños y dirigir partidos. Me gusta la competición y me gusta transmitir a los niños mis experiencias. Me gusta todo el contexto del fútbol familiar, donde los niños son apoyados por sus papás, mamás, abuelos, hermanos, tíos, etc.». Para David Barbosa, el deporte es un excelente medio para inculcar valores a los niños. «El fútbol puede ayudar a que aprendas respeto por los rivales, perseverancia, fair play, u honestidad competitiva, etc., creo que el competir también es formativo cada uno a su nivel siempre buscando mejorar».

Así fue que David H. Barbosa fundó nuestra escuela, implementando procesos administrativos y de gestión que había ido aprendiendo en su experiencia laboral en otros ámbitos. A David siempre le interesó ser competitivo también a nivel institucional. Si fundaba una escuela, no quería que fuese una más sino que estuviese constantemente mejorando, innovando y por ello, escuchaba a muchos profesores con experiencias muy diversas e intentaba implementar lo mejor de cada quien.

Pese a su rol como Director General de la escuela y CEO, David H. Barbosa, siente una verdadera pasión por el entrenamiento con niños y nunca ha dejado de dirigir al menos un equipo por año. Cuando la escuela creció y Juan A. Gallardo se encargó de la metodología, y ciertos procesos organizativos, fue el primero en dar ejemplo, disciplinándose a tales procesos. El crecimiento de ANGELES también suponía una mayor demanda de atención, pero para David era impensable dejar de entrenar y siempre fue capaz de sacar tiempo para dichas actividades.

«Me gusta poder, desde temprana edad, enseñar el manejo de las emociones ante la adversidad, el siempre ver hacia delante y no quedarse en los errores que cometiste y ya no puedes remediar». Esta visión formativa de la competición, ha trascendido a ANGELES que siempre ha buscado medirse a los mejores equipos, en los torneos de más nivel.

Fue David H. Barbosa el entrenador que dirigió el primer equipo en el Dallas Cup que quedó campeón. Un hito bastante difícil de conseguir. Lo hizo con la categoría 2004. Un año más tarde, consiguió un subcampeonato con la categoría 2006. Su experiencia como entrenador y su fuerte control emocional, hacen de él un líder muy sereno que transmite tranquilidad en las citas más complicadas.

David H. Barbosa, continua activo en nuestra escuela como un entrenador más, a las ordenes del Área Deportiva. Asume el equipo que la Dirección Deportiva le asigne cada temporada y es el primero en ir probando cada premisa que vamos implementando. Así pues, no es solo el fundador de ANGELES, sino que participa diariamente de su renovación constante.

oTROS MIEMBROS

Güarací Barbosa

Sin duda, una figura clave en nuestra escuela, tanto para su fundación como para muchas de sus ideas, es la de Güarací Barbosa, considerado como en el top 3 de los mejores defensas centrales de los Rayados de Monterrey

Felipe Siminhuk

Hoy en día, Felipe Siminhuk es el encargado de formar a los aspirantes a profesor en la escuela y él mismo realiza su evaluación para acreditarse como tal y poder fungir como entrenadores responsables de un grupo

Juan Antonio Gallardo Bueno

Su metodología, conocida como APRENDE A ENSEÑAR, JUGANDO; ha llamado la atención no solo en México, sino también en España y LatinoAmerica, donde asesora a diferentes entidades